El estado nos envuelve en papel de regalo las multas recaudatorias, haciéndonos creer que es, ¡En nuestro beneficio! Cuando el único propósito es la recaudación pura y dura.

Vivimos la mayor dictadura y represión de toda la historia, basada en la recaudación, y lo que es peor, sin ninguna contraprestación que justifique los altísimos impuestos que pagamos, tanto los directos como los disfrazados. Tenemos los mismos límites que hace 40 años y pagamos 600 veces más. El estado se hace de oro.

A través de 2.000 radares (la mayoría camuflados y no divulgados) se gestiona, 1 multa cada minuto. Estamos ante el sistema de recaudación más eficaz para engordar las arcas del estado. En breve nos pondrán un chip y nos envíarán las multas a casa. ¡En nuestro beneficio!

 



Limitaciones actuales...

Limitaciones año 1970



En carreteras secundarias... 50 Km /h



Y en autovías... 80 Km / h