Los BADENES se han puesto de moda en nuestras carreteras, no hay alcalde que no se “precie” de no haber instalado unos cuantos en su pueblo, ¡Por seguridad! Padecemos la proliferación de rayas continuas y las limitaciones recaudatorias con los SUPER-BADENES.

Según la LEY DE TRÁFICO:” Toda vía debe estar libre de obstáculos para circular”, por lo tanto, resulta obvio que los badenes son ILEGALES. ¿Dónde debemos reclamar los daños y las roturas que causan?

Las bajas por enfermedad aumentan considerablemente en conductores habituales de estas vías, tanto los profesionales como los particulares, sufren dolores y lesiones agudas de espalda, de cervicales, y de lumbares, entre otros problemas, debido a las fuertes sacudidas que los cuerpos tienen que soportar al circular con estos elementos en la vía. Sin lugar a dudas, estos elementos se han convertido en un factor de riesgo para la columna vertebral y la salud de todos los conductores.

Estos elementos provoca-accidentes, causan un mayor desgaste en el vehículo, un 70% mas de sufrimiento a la vida del vehículo, perjudicando gravemente la amortiguación, muelles / ballestas, amortiguadores, las rotulas de dirección, trapecios, silembloc, tacos de motor, por no hablar de las torsiones y el desorbitado desgaste que sufre el chasis, tanto los tradicionales de travesaños, como los de carrocería autoportante.

Esto no es nada, si lo comparamos con las roturas que provocan en las motos, horquillas, retenes o rodamientos, un desgaste mayor en los neumáticos, por no hablar de las caídas y accidentes que sufre el motorista.

A falta de otras mejores medidas para activar la economía, la dirección anticrisis acomete estas obras en las vías para provocar que se acuda a los talleres y así reparar los daños causados por el desgaste prematuro de los vehículos. Ya que, la venta de los vehículos ha bajado estrepitosamente, la medida tomada por el gobierno anticrisis es la solución a tanto paro.

¿La D.G.T no denuncia a los responsables de instalar estos provoca-accidentes?

Disponemos de sentencias, como la del TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA de MADRID, que dice “La responsabilidad de los ayuntamientos en materia de ordenación del tráfico no se puede ejercer de modo que provoque daños en los vehículos”. Por tanto, NO es entendible que se sigan instalando estos peligrosísimos badenes a sabiendas de que son molestos, perjudiciales y peligrosos.

Pongamos otro ejemplo:

Los badenes instalados en las carreteras secundarias, pueblos y ciudades, se tuvieron que quitar ante el paso de la Vuelta Ciclista a España porque entrañaba un gran peligro. Si son peligrosos ¿por qué se instalaron? Y si queda patente su grado de peligrosidad ¿ Por qué se vuelven a instalar una vez concluida la vuelta? Es más, estas actuaciones podemos hacerlas extensibles a cualquier otro tipo de evento que interese al Ayuntamiento de turno, que sin ningún rubor monta y desmonta los badenes a su conveniencia ¡¡Con el coste que esto supone!!

En un país que atraviesa la mayor crisis económica desde hace 66 años ¿Cómo puede gastarse tan alegremente el dinero del contribuyente?

Está visto que cuando se paga con dinero ajeno, no hay CRISIS, el equipo de gobierno seguirá cobrando los mismos sueldos, mientras que el pueblo y los trabajadores tenemos que sufrir los continuos incrementos de nuestros impuestos y nadie nos pregunta si nuestra economía puede resistir. Pero está claro: Para tirar NUESTRO DINERO, primero lo tienen que recaudar y en eso son especialistas. ¡Por seguridad!
ALTERNATIVA MOTOR Y DEPORTES

NUESTRA LUCHA ES NUESTRA DEFENSA